HISTORIA DE LA GANADERÍA:

 

La Yeguada Sierra Mayor, ganadería de joven trayectoria y de gran calidad, se encuentra situada en el término municipal de Monesterio (Badajoz), en la finca El Cabril, dehesa de encinas y alcornoques, donde, además de engordar los cerdos que darán los jamones Sierra Mayor, se crían los caballos que vamos a presentar.

 

Los productos de este hierro nacen de la meditada selección de raza realizada con los reproductores de los hierros La Parrilla, Pallarés, Señorío de Bariaín y Miura.

 

En el año 1992, CHEMTROL ESPAÑOLA, S.A. compra dos yeguas y seis potras de 2 años a D. Luis Rodríguez Sevillano propietario de la ganadería “LA PARRILLA” de El Escorial (Madrid). Al poco tiempo, adquiere un caballo llamado Mercenario VII del rejoneador D.Leonardo Hernández, caballo con mucha fuerza que lo utilizaba toreando tanto para banderillas como para parar los toros. Nosotros lo utilizamos como semental.

 

El ganado citado anteriormente se eligió por sus espléndidos movimientos, fuerza y orígenes, descendiendo todos de AMOROSO V, uno de los mejores y más funcionales caballos procedentes del mítico Hierro del Bocado.

 

En el año 1989, obtiene un semental del hierro de “PALLARES” a D. José Benítez Cubero, llamado BIENVENIDO III, siendo el caballo que ha fijado los caracteres genéticos en esta ganadería.

 

En el año 1999, compra 9 ejemplares entre potras y yeguas de la ganadería “SEÑORIO DE BARIAIN”, todas ellas descendientes de PANADERO VII, del hierro de “MIURA”, quitando a su vez algunas de las yeguas compradas anteriormente, por no dar los productos buscados.

 

En el año 2001, adquiere un potro hijo del Campeón de España “ATIZA”, estando muy satisfechos con los productos que esta obteniendo, pues está dando la calidad de movimientos buscados. Este caballo llamado “OSMA”, esta preparándose para competir en Doma Clásica.

 

Actualmente esta Ganadería está obteniendo los productos buscados, caballos muy funcionales, con fuerza y válidos para la Doma Clásica y enganches, como lo demuestra la cantidad de premios a los mejores movimientos que están obteniendo nuestros productos en todos los concursos en los que participan. Así como las yeguas y caballos de este hierro que en la actualidad compiten en concursos y exhibiciones de enganches, no en vano todas las yeguas de esta ganadería se doman para el enganche, comprobando su carácter y aptitud.